Flotatina de queso, yogur y limón


Ya 5 años desde que se creó el reto desafío en la cocina, y puedo estar muy orgullosa de haber participado en prácticamente todos los retos mensuales.



Este mes como no podía ser de otra manera, para conmemorar estos 5 años nos toca realizar una tarta en la que como podéis ver tendremos cinco velas en honor a estos 5 años. Si pincháis aquí podréis ver el resto de candidaturas de mis compañeros.


Como no podía ser de otra manera, una tarta que había visto hace tiempo pero que nunca había realizado. Así que una manera genial de celebrar este día. Se trata de una tarta realizada con gelatina, cuya característica principal es que tiene una capa por dentro que parece que queda flotando con gelatina alrededor


Para hacer esta tarta tendremos que realizar dos tipos distintos de gelatina. Primero la gelatina central, que en mi caso es de queso y yogur, y segundo una gelatina normal que será la que recubre la gelatina anterior.


Para hacer la gelatina de queso, ponemos a hidratar 15 gramos de gelatina en polvo con 30 gramos de agua que removemos todo conjuntamente dejamos reposar durante 5 minutos hasta que se obtenga una textura parecida una esponja. En un recipiente mezclar hemos 200 gramos de queso crema tipo philadelphia, junto con un yogur de 200 gramos y 200 gramos de leche condensada. Una vez mezclado todo conjuntamente agregamos la gelatina y removemos para que no queden ningún tipo de grumos. Metemos dentro del molde elegido previamente engrasado y dejamos que endurezca por lo menos 2 horas en el frigorífico.

Pasado el tiempo, desmoldamos y nos cercioramos de que esté completamente despegado del molde esta capa de queso y yogur. Nos disponemos a hacer la gelatina de limón en mi caso, con 2 sobres de gelatina de limón que venden ya preparados, poniendo a hervir medio litro de agua al que incorporamos los dos sobres de gelatina de limón. Removemos bien hasta integrar por completo y agregamos por último 250 gramos de agua a mayores. Dejamos enfriar este agua con gelatina sin que llegue a solidificar. Y de esta mezcla, vertemos 500ml encima de nuestra capa de queso y yogur hasta que quede flotando en el molde. Metemos en el frigorífico durante una hora, lo justo para que esta capa de limón haya endurecido un poco y podamos añadir el resto de gelatina de limón (250ml) que tenemos reservado para agregarlo por encima y que nos quede totalmente recubierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por entrar a verme!